‘Mesuras’ Fundación Cerezales Antonino y Cinia

Cargando Eventos

‘Mesuras’ Fundación Cerezales Antonino y Cinia
El 28 Julio al  17 noviembre de 2019
Apertura: 28 de julio. 12h. // Horario habitual: 12 a 14 y 17 a 20 h.

Mesurar:

  1. tr. Infundir mesura.
  2. tr. desus. Determinar la dimensión, medir. U. en Ec.
  3. tr. desus. considerar (‖ pensar sobre algo analizándolo).
  4. prnl. Contenerse, moderarse.

Hay todo un territorio callado que pide y necesita su propia forma de ser medido por métodos poéticos (también políticos) y que las herramientas de medición comunes no alcanzan a detectar. De ahí que el arte entre en juego en la mesura de lo intocable, de lo que se sabe y conoce pero se escapa de las manos.

Las obras y artefactos que se han elegido para esta muestra son mesuras, siempre cercanas al verbo mesurar y con las listas poéticas como referencia, pues ellas son las que miden lo que no se puede medir.

Mesura, por su polisemia, es un término sugerente para comenzar cualquier iniciativa cultural ya que implica tanto medida como cuidado.

Mesurar es también pensar sobre algo analizándolo. Este matiz de significado, prácticamente en desuso, se trae a este montaje con toda la intención como uno de los ejercicios básicos de la práctica artística y de las prácticas que se mueven en sus cercanías.

En el libro El vértigo de las listas de Umberto Eco se habla de las listas poéticas y el porqué de su existencia: “porque no se puede enumerar algo que escapa a nuestro control y denominación”.

Esta es la lista de este proyecto:

Las cartas topográficas al óleo del Archivo de la Real Chancillería de Valladolid.

El trabajo de Alberto Baraya con sus herbarios de plantas artificiales y sus expediciones.

La obra desarrollada por Asunción Molinos Gordo que nos trae el trabajo de un zahorí sobre documentos y leyes.

La acotación y medida del territorio aparecen en los catastros y el plano aéreo: formas de medir y acotar y por lo tanto de mesurar.

Lara Almarcegui y un descampado en la ribera del Ebro donde se acota un espacio mediante contrato y burocracia.

El trabajo de Jorge Ribalta propone otra forma de mesurar fotografía a fotografía y que, como el propio autor afirma: “se trata de mostrar el trabajo de producción y reproducción del monumento, de utilizar la fotografía como instrumento de análisis y observación que permite la inmovilización temporal de los acontecimientos…”.

La Leyenda del Coll del Pall, de Enrique Carbó, nos lleva a los recorridos y andares soñados y reales.

Nicu Ilfoveanu aporta una selección de su proyecto Series. Multiples. Realisms., en la que los protagonistas son monumentos de mediano tamaño y escala extraña en paisajes de Rumania.

La película [Shelter] de Lúa Coderch: varios fragmentos en los que va construyendo refugios en la naturaleza, acotando un lugar, mientras una voz va leyendo diferentes cartas.

La técnica fotográfica, el cianotipo, de Rosell Meseguer, tras la que se esconden narrativas no sospechadas.

El proyecto de Pep Vidal alrededor de un árbol de diecinueve metros.

La película L’Avenir de Claudio Zulian, donde practica una manera dinámica de hacer retrato.

Las partituras de Llorenç Barber -seleccionadas por Juan Naranjo -hechas para ser interpretadas pero que aquí se encuentran expuestas a la mirada del público.

La máquina de medir el tiempo que propone Clara Montoya y que da cuerpo al imaginario humano a este respecto en un espacio entre lo científico y lo narrativo.

El paisaje fragmentado de una zona llamada a desaparecer que presenta Javier Ayarza.

Los materiales diversos en torno a la mesura del sonido elegidos por Luis Martínez Campo.

La mesuras de la montaña de Lluís Hortalà.

Los mapas bordados de Ana Amorim.

Los inventarios de pleitos de la Real Chancillería de Valladolid nos dan una pista de lo que era contar posesiones hacia el siglo XVIII.

Todos son procesos que hablan del verbo mesurar y del sustantivo mesura de una manera u otra, alejados de las normalizaciones de nuestro tiempo, y más cercanos a lo peculiar ya sea en sí mismos o por el paso de los años.

El extrañamiento es un lenguaje bien cercano a este trabajo que se basa en gran medida en materiales de las prácticas artísticas llevados a un lugar intermedio que no acaba de definirse como arte contemporáneo sino como la construcción de otro tipo de diálogo donde se cruzan muchos senderos. Los del arte, sí, pero también los de la cultura y los de una cierta idea de ecología que atiende a la complejidad del lugar y a la necesidad de acercarnos a nuevas maneras de percibir donde no siempre el ser humano haya de fijar el fiel de la balanza: un diálogo quizás aún por definir.

julio 28 2019

Detalles:

Inicio: 28 / julio
Fin: 17 / noviembre
Categorías del Evento: ,

Lugar:

FUNDACIÓN CEREZALES

C/ Antonino Fernández, 76
Cerezales del Condado, León 24150 España

+ Google Map

todos los derechos reservados