Vacío perfecto. Una lectura de la Colección MUSAC

Cargando Eventos
  • 20 de mayo, 2017 – 3 de septiembre, 2017: SALA 1

Comisariado: Eduardo García Nieto
Coordinación: Koré Escobar
Ayudante de coordinación: Carlos González

Resulta interesante señalar que los dos períodos de mayor investigación en el género literario conocido como ciencia ficción coinciden con ciclos de cambios en los procesos de producción, la revolución industrial y el tercer cuarto del pasado siglo. Detenernos a analizar y plantear una “arqueología del futuro” de estos momentos creativos plantearía una digresión mucho más extensa, así que vamos a tomar únicamente una estancia, entendiendo ésta como institución o como estante, la biblioteca.

“Entre tantos libros, vi las obras maestras de los más grandes escritores antiguos y modernos, es decir, todo lo que la humanidad ha producido de más bello en la historia, la poesía, la novela y la ciencia, desde Homero hasta Víctor Hugo desde Jenofonte hasta Michelet, desde Rabelais hasta la señora Sand.”
Julio VERNE, Veinte mil leguas de viaje submarino, 1869

Cuando el Capitán Nemo equipa el Nautilus construye en su interior una biblioteca que contiene la producción literaria hasta el momento en que fleta su nave. A partir de ese instante la biblioteca submarina no crece, se mantiene estable en una noción de cultura alejada de todos los cambios y posibles nuevas organizaciones y clasificaciones.

“Una narración de las cosas deseadas pero imposibles de obtener.”
Stanisław LEM, Vacío Perfecto. Biblioteca del siglo XXI, 1971

Ahora pensemos en la Biblioteca del siglo XXI que nos ofreceStanisławLem y que se inicia con Vacío perfecto; frente a la visión enciclopédica de Verne esta biblioteca de lo que vendrá no cuenta con más de una treintena de títulos y, por tratarse de obras que no se publicarán hasta el siglo siguiente al que las escribe el autor, tienen en común el no existir más que como críticas de libros o como prólogos, que permiten a Lem, “anunciar pecados que no va a cometer”.

De este modo, frente a la poblada quietud subacuática que anuncia una suspensión en la cultura, Lem nos ofrece una biblioteca de la nada, de obras no escritas, no publicadas, pero que contienen el saber y las preocupaciones que el autor, con importantes dosis de humor, nos ofrece como una posible cultura por venir.

“La democratización efectiva se mide siempre por este criterio esencial de la participación y el acceso al archivo, a su constitución y a su interpretación.”
Jacques DERRIDA, Mal de archivo, 1995

Si nos hemos centrado en la biblioteca para establecer un diálogo o relectura de la Colección MUSAC no es algo casual. Un elemento unificador que encontramos tanto en la biblioteca, como en el archivo y el museo,es que son dispositivos de poder en su supuesta neutralidad, de ahí la preocupación derridiana por la democratizacióndel archivo. Qué se conserva, cómo se cataloga, cuáles son los modos de difusión… no son meros funcionamientos mecánicos ni objetivos. En todas estas acciones se desliza una pregunta: ¿Qué relación tenemos como individuos con la cultura?

Para ello la muestra parte de un terreno de posibilidad,- cómo se imaginaba la cultura del siglo XXI a finales del XX-, y una correlación de acontecimientos,- Vacío perfecto se publica en 1971, período en la que están fechadas las piezas más antiguas que componen la Colección MUSAC -.

Las obras de la Colección MUSAC que se encuentran en la exposición no buscan “ilustrar” los textos de Lem, ya que el arte nunca es ilustrativo, sino generar líneas de discurso que cada persona pueda identificar, o crear, en base a las etiquetas o términos sacados de la Biblioteca del siglo XXI que se encuentran a su disposición en el cuaderno de sala.

Nociones como cronología, futuro, sociedad, consumo, sexo, prognosis, nostalgia, relato, cósmosis… que aparecen repetidamente en todos los escritos que conforman esta biblioteca hipotética y que, en el fondo, no hacen otra cosa que obligarnos a replantear nuestro papel como agentes transformadores, a una escala micro o macro, de la sociedad; puede que nuestro atrevimiento sea la imaginación de otros escenarios que puedan construir otras posibilidades de futuro, ficciones alejadas de una realidad autoimpuesta en la que los cambios tecnológicos se asimilan con una cotidianidad acrítica que ha convertido el futuro en un presente continuo e inmediato.

Dentro del espacio de exposición también se ha construido una “biblioteca emocional”, que busca trabajar sobre otros posibles nodos de conexión e incremento de nuestras experiencias con la cultura.

Biblioteca emocional
(Posibles) Instrucciones de uso

. Piense en un libro importante para usted.
. Recuerde sus experiencias y aprendizajes con ese libro.
. Anote mentalmente las otras lecturas a las que le condujo ese libro.
. Imagínese compartiéndolo.
. ¿Siente incomodidad ante la situación?
. ¿Prefiere escribir sólo el autor y el título en la hoja de desiderata para que la biblioteca lo incorpore o le gustaría donar el libro, sentir el peso del papel y el abandono tras hacerlo?
. ¿El ejemplar donado tiene sus anotaciones y subrayados?
. ¿Quiere dejar un mensaje a otros o el libro es ya, de por si, un mensaje?
. ¿Siente curiosidad por los libros que otras personas dejaron en la biblioteca?
. ¿Le gustaría conocer las motivaciones que les llevaron a que fuese ese, y no otro, el título elegido?
. Reescriba estas instrucciones o simplemente cuente como debería crecer, organizarse y disfrutarse esta biblioteca.

Mayo 20 2017

Detalles:

Inicio: 20 / Mayo
Fin: 3 / Septiembre
Evento Categorías: , ,

Lugar:

MUSAC

Avenida de los Reyes Leoneses, 24
León, León 24008 España

+ Google Map

Teléfono:

987 09 00 00

Visitar la web del evento

Organizador

MUSAC
todos los derechos reservados