León no puede perder este tren,

León no puede perder este tren,

S. Gallo / ICAL | 19/06/2016 – 14:38h. Vecinos, fundamentalmente llegados de la montaña leonesa, alcaldes, juntas vecinales, sindicatos y representantes de diferentes grupos políticos, volvieron a manifestarse este domingo por las calles de la capital leonesa para trasladar al Gobierno central su “hastío” por la demora, después de más de dos años de parón, de las obras de integración de Feve en la capital leonesa. Piden que, tal y como se han comprometido los responsables políticos, se finalicen los trabajos de este servicio “imprescindible” de manera que los usuarios puedan circular en un ferrocarril que llegue hasta el centro de la capital leonesa.

Cerca de un millar de personas, según fuentes de la Policía Local, iniciaron su recorrido en la estación de Matallana de la capital leonesa, lugar al que a día de hoy llega un autobús con los usuarios del tren de Feve que han finalizado su recorrido en el barrio de La Asunción, hasta donde llega el actual trayecto. La manifestación comenzó tras la llegada de un autobús que venía cargado de viajeros procedentes de la montaña leonesa, entre ellos algunos alcaldes y pedáneos, y se dirigió hacia la plaza de La Inmaculada, la plaza de Guzmán y por las calles Ordoño II y Padre Isla concluyó nuevamente en el lugar de partida.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos ‘Aluches’, Ángeles Espadas, puso de manifiesto el “hastío” de los leoneses por el incumplimiento reiterado de la finalización de esta línea de Feve, por lo que insistió en la necesidad de “dar un puñetazo sobre la mesa” y poder hacer “un poco de presión” que haga que concluyan estos trabajos y el tren de Feve llegue a su punto final, en la estación de Matallana. “Que sean legales y den fechas, y si no lo van a terminar, que lo digan, porque ya no les creemos”, reiteró Espadas, quien apuntó a esta línea férrea como “imprescindible”, para la provincia, en especial para la montaña leonesa.

El alcalde de Cistierna, Nicanor Sen, una de las localidades por las que pasa el trayecto ferroviario, hizo un llamamiento para “levantar la voz contra lo que está haciendo el Gobierno con el tren de vía estrecha” que es “un servicio público básico e imprescindible” sobre todo para las zonas de montaña, donde este transporte es en muchas ocasiones el único medio disponible. “Es una vergüenza lo que se está haciendo, desamortizando este ferrocarril”, lo que tan solo servirá para “aislar de forma mucho más severa” las difíciles condiciones de vida de los ciudadanos de la montaña.

También la alcaldesa de La Vecilla, Manuela García Robles, que acudió a la manifestación también como diputada provincial y en nombre de la institución, se mostró “encantada de ver a tanta gente” y quiso dar voz a aquellos vecinos que “luchan por que el tren llegue a León”, en especial las personas mayores para quienes “el tren ha sido toda su vida” y a quienes garantizó un apoyo pleno. Pese a ser una de las pocas caras representativas del Partido Popular en esta manifestación, García Robles dijo no temer a las consecuencias porque en el partido sabían de su participación en esta cita. “Desde mi persona y la Diputación estamos dando totalmente el apoyo a esta iniciativa”, concluyó.

Por último, el procurador de UPL en las Cortes de Castilla y León, Luis Mariano Santos, recordó la importancia de defender una infraestructura “clave” para la vertebración de la montaña leonesa y que es un servicio público que “alguien está confundiendo y valorándolo en términos de sostenibilidad”, lamentó. Después de estos más de dos años de parón de las obras, Santos denunció el “daño irreparable” que están haciendo el Gobierno y el PP para convertir a esta línea de ferrocarril en una línea “sin tren, sin trabajadores, si maquinistas y probablemente sin viajeros”.

Por todo ello, y a pesar de que en las Cortes se ha aludido a esta problemática a propuesta de los leonesistas, Santos criticó la labor de “mamporrero” de la Junta porque se está “manteniendo al margen” pero no está cumpliendo con su labor de presión al Gobierno y a Adif “para que esta línea acabe con su larga integración y realmente responda a las expectativas sociales” de una zona que requiere de esta infraestructura, que además ayuda a la fijación de población en las zonas rurales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

todos los derechos reservados